Barrick inscribe pertenencias mineras en terrenos de residencia de Eliodoro Matte en La Dehesa

  • Conflicto en Lo Barnechea.
  • El yacimiento de oro, más extenso y productivo que Chuquicamata, será durante los próximos años centro del principal enfrentamiento de la elite chilena con una empresa extranjera.
  • Gigante canadiense no da muestras de querer dejar pasar una inversión de U$ 15 mil millones.
Directivos de Barrick Chile en reunión con el director de Sernageomin, Julio Poblete.

Directivos de Barrick Chile en reunión con el director de Sernageomin, Julio Poblete.

Hasta las oficinas del Servicio Nacional de Geología y Minería llegó la mañana del viernes 27 de diciembre el director ejecutivo de Barrick Chile, Marcelo Awad, con la misión de inscribir 80 hectáreas de pertenencias mineras en la comuna de Lo Barnechea.  Luego de años de sigilosas exploraciones, la compañía canadiense dio un paso fundamental para concretar la operación que los enfrentará al clan más poderoso de Chile: los Matte.

La del Burro”, como en círculos internos se conoce la futura mina a rajo abierto, esconde un tesoro.  Con una ley de 32 gramos por tonelada y una profundidad de 15 kilómetros, que representa un volumen de material incluso superior al yacimiento de Chuquicamata, la operación igualaría el aporte conjunto que anualmente colosos como Codelco, Escondida, Anglo American y Antofagasta Minerals hacen al PIB nacional.  Es esta una poderosa razón para que, a pesar de los reparos de parte de la elite local, la trasnacional no dé muestras de querer dejar pasar la oportunidad de resarcirse del magro desempeño que ha tenido con Pascua Lama.

El proyecto, con una vida útil proyectada de mil años, cubriría completamente el área de Avenida La Dehesa en su intersección con camino El Rincón y haría desaparecer 100 mil m2 de lujosas instalaciones: piscinas, canchas de tenis y varias mansiones dan vida a uno de los terrenos más exclusivos del país, donde residen las mayores fortunas de Chile. Entre las propiedades se incluyen varias de Eliodoro Matte Larraín, avaluadas por el Fisco (normalmente bajo el precio de mercado) en más de $ 850 millones.

El cruel mercado

El jefe del clan Matte no será el único desplazado por la inversión de Barrick, estimada en U$ 15.000 millones.  También deberán ser relocalizadas las familias Larraín Vial, Domínguez Covarrubias, Casanueva Préndez, Sanz Crespo, Charad Dilmes y del Valle Lazo.  En total, unos $ 7.300 millones en terrenos (según datos referenciales del SII).

Las familias tendrán un mejor futuro donde serán relocalizadas.

Las familias tendrán un mejor futuro donde serán relocalizadas.

Como una forma de atenuar una posible oposición, la empresa ya inició la búsqueda de terrenos aptos para el traslado forzoso, identificando como primera opción el que fuera el vertedero de Lepanto en San Bernardo, el cual desde ya se está ventilando y hermoseando con pasto sintético para recibir a sus futuros residentes.

Fuentes de la minera apuntan al interés general detrás del emprendimiento.  “Que el avalúo fiscal de esos terrenos sea mil veces inferior a la inversión global y que sean sólo siete las familias relocalizadas nos genera confianza en que todos los involucrados actuarán con altura de miras y apoyarán una iniciativa que va en beneficio del país”.  Más aún considerando que en su peak la construcción demandaría unos 2.500 trabajadores, 750 durante la fase de operación, reportando al municipio de Lo Barnechea $ 3.500 millones anuales en patentes.

Endesa (socia de los Matte en HidroAysén) ya mostró interés en concretar un joint venture con Barrick para construir una central hidroeléctrica en la zona precordillerana que dé energía a las faenas, cuyo embalse inundaría el club de golf Las Brisas de Chicureo (“algo menor”, han dicho en la compañía, “al representar solo un 0,00000000000001 % de la superficie total del universo”).  Para los ingenieros de la eléctrica la existencia en el área de diques construidos por castores les ha llevado a señalar que “si ellos pudieron, nosotros también”.

I’m sorry, Lito, but business are business (“lo siento, Lito, pero negocios son negocios”) fue la respuesta que desde Miami Jorge Rosenblut, presidente de Endesa, le envió a Eliodoro Matte cuando este le enrostró su insensibilidad al querer ser parte del proyecto metalúrgico sin pensar en sus efectos sociales.  Similar filosofía estarían aplicando ejecutivos de constructoras, empresas de transportes, de servicios logísticos y generales, asociadas en el consorcio “El buitre”.

¿Lo Barnechea reserva de vida?

La ofensiva metalúrgica no ha caído bien en los Matte.  El sábado último Eliodoro sostuvo una trascendental reunión en las oficinas centrales de Barrick, en el piso octavo de Ricardo Lyon 222 en Santiago.  La plana directiva de la compañía, liderada por Awad, escuchó sus argumentos, que recorrieron todo el espectro de eventuales impactos: la posible contaminación de las napas subterráneas que transportan el agua que consume Santiago, la pronunciada pendiente de los terrenos, el inminente riesgo de deslizamientos e incluso la fragilidad ecosistémica del sector.  Vestigios de huillines (Lontra provocax) prehistóricos y ornitorrincos endémicos (Hornito chiloensis) serían prueba de ello.

Sin embargo, la presencia de dos ejemplares de huiña (Leopardus guigna) merodeando en la zona, especie calificada de “vulnerable” por la lista roja de biodiversidad amenazada de la UICN, concentró el énfasis del patriarca del clan.  Este último antecedente motivó que Eduardo Zelaya, vicepresidente senior de Pascua Lama, lanzara en tono de broma que “en ese sector no hay dos huiñas, está lleno de ellas, incluso ahora estamos hablando con el jefe de la manada”.

Directorio de Barrick minutos después de la reunión con Eliodoro Matte.

Directorio de Barrick minutos después de la reunión con Eliodoro Matte.

El sarcasmo no cayó bien.  En versión de algunos de los presentes Eliodoro se levantó de su silla y sentenció.  “Nosotros somos los dueños de Chile, tenemos el capital y el suelo. Lo demás es masa influenciable y vendible. No es justo ni ético que una trasnacional nos obligue a dejar el lugar en que elegimos vivir y que nos mantiene en contacto con la Madre Tierra, la Pachamama, la Gaia de todos”. Fue lo último que dijo antes de retirarse del lugar.

Al día siguiente todos los vecinos fueron convocados a una reunión de emergencia.  Luego de discutir la compleja situación se decidió activar una ofensiva político comunicacional para demostrar la inviabilidad de la iniciativa minera, conformándose en el acto como Agrupación Cultural y Ecológica “Chile es nuestro”.  Certificó la constitución de la organización en calidad de ministro de fe el hoy suspendido notario del caso firmas, Roberto Mosquera.

Una de las primeras acciones del colectivo fue la columna que El Mercurio publicara el lunes siguiente bajo el título “La reserva de vida y cultural de Lo Barnechea”, donde se ahondó en la frágil situación de la huiña y se alertó sobre el riesgo que significarían 2.500 trabajadores mineros “de origen humilde caminando por las calles de esos barrios donde viven honorables ciudadanos, y sus hijos ahí en bicicleta”.  De paso entregó las cifras de un estudio elaborado en conjunto por las universidades de Chile, Católica, de Los Andes y Finis Terra, bajo la supervisión de la Universidad del Mar antes de ser clausurada, que demuestra la calidad ambiental de excepción de la zona para el repoblamiento con especies nativas como el leopardo.

En la asesoría comunicacional fue fichado un pool de expertos liderados por un reciclado René Alinco, Enrique Correa y Eugenio Tironi, quien fuera anteriormente miembro del directorio de Enersis (controladora de Endesa Chile).  “I’m sorry, Choche, but business are business” (“lo siento, Choche, pero negocios son negocios”) comentan que fue la respuesta que el experto comunicacional le dio a Jorge Rosenblut cuando éste le pidió explicaciones por trabajar hoy para la competencia.

Recreación de la improvisada manifestación.

Recreación de la improvisada manifestación (Nelson Huenchuñir).

El último acto de esta controversia se vivió anoche cuando un grupo de vecinos del sector organizó una protesta en las intersecciones de Avenida La Dehesa con camino El Rincón.  Portando pancartas con lemas como “La Dehesa reserva de vida”, “No a las trasnacionales”, “No todo es dinero”, “La Dehesa no se vende” y “Abajo el modelo económico” se vio a Bernardo Larraín Matte, Andrónico Luksic y José Yuraszek junto a sus esposas e hijos.

Una improvisada barricada iluminaba la calurosa noche del cielo precordillerano, y consumía lentamente abrigos de piel, alfombras persa, estantería de alerce y ciprés de Las Guaitecas.  Completaban el dantesco cuadro miles de ejemplares de La Nación del 6 de octubre de 1988 con el titular “Ganó el SI” y otros tantos de El Mercurio del 18 de enero de 2010 con la leyenda “Ganó Frei”, que los manifestantes fueron extrayendo de sus viviendas para alimentar las espontáneas barricadas.

La única y escueta declaración a la prensa la dio Eliodoro Matte.  “Estas palabras no serán sólo a nombre mío, sino de todos los ciudadanos que estamos amenazados por este mega proyecto minero. Lo diremos fuerte, claro y una sola vez… a nosotros no nos gusta ‘La del Burro’”.

****

Y según obligan la moral y las buenas costumbres…

Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente; el que presta (o cree en esta noticia) en este día pasará por inocente

****

Artículos relacionados:

EXCLUSIVO: HidroAysén y Energía Austral revelan compleja fórmula para recortar a la mitad cuenta de la luz de los ayseninos.

Diputado René Alinco deja cupo en la Cámara Baja y asume como nuevo vicepresidente ejecutivo de HidroAysén.

VIDEO: El papel de los Matte en Chile.

Bonus track (real) de El Mostrador: El polígono chileno de la inequidad

Acerca de coalicionarv

Organización de la Región de Aysén que trabaja por el desarrollo sustentable social, ambiental y económico de la Patagonia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Barrick inscribe pertenencias mineras en terrenos de residencia de Eliodoro Matte en La Dehesa

  1. Waldo Funck dijo:

    Ya quiero ver a los Santiaguinos cuando partan con la dinamitación subterranea detrás de la ciudad y se les contamine el agua y se queden sin ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s